Actualmente las empresas o negocios tienen que esforzarse más para competir por una clientela fiel. Aquí es donde el buen vendedor, agente de ventas o comercial tiene el papel fundamental de crear relaciones duraderas y mejorar las conversiones. Es su labor entender las necesidades del cliente y cumplir los objetivos planteados.

Dependiendo del contexto, muchos de estos empleados pueden ser catalogados como oportunistas o poco honestos. Esto contribuye a una imagen distorsionada de su trabajo y dificulta el proceso de contratación. Por ello, un vendedor confiable no solo le gusta lo que hace, también exhibe una serie de cualidades que detallaremos a continuación.

 

 

 

Cualidades esenciales de un buen vendedor

Como empleador, debes establecer un perfil del candidato adecuado según lo que pretende la empresa. En cambio, si estás interesado en ser un buen vendedor, necesitas un sales pitch para saber dónde estás. Aunque todos tenemos virtudes y defectos, existen ciertas habilidades para sobresalir en este campo, como, por ejemplo:

Siente pasión por lo que hace

Por muy trillado que parezca, pocas personas tienen una profesión que adoran y de la cual se sienten orgullosas. Levantarse cada día con la motivación y las ansias de querer estar en el sitio de trabajo es fundamental para ser exitosos.

Las personas que disfrutan lo que hacen son capaces de demostrarlo con franqueza durante una entrevista o al hablar de ello. Si estás convencido de que no serías otra cosa que agente de ventas, tu energía y dedicación serán bien valoradas.

Conoce lo que vende

El nivel de conocimientos o grado de expertise resulta esencial para destacarse en las ventas. Esto significa estar bien informado sobre el mercado, precios, competidores, tipos de clientes, actualizaciones y todo lo que influye en el proceso.

No hace falta conocer el producto a profundidad, pero sí sus aspectos básicos que te permitan elaborar el discurso. Esta labor requiere de investigación, experiencia con artículos parecidos y la identificación de los consumidores objetivos.

Destaca por su impecabilidad

Consciente de la importancia de una buena impresión, un comercial sobresaliente luce elegante, pulcro y profesional. Además de cuidar su imagen personal, muestra gran exigencia en sus formas, por lo que su CV está redactado con mucho cuidado.

Esta característica también se manifiesta en su discurso, siendo amable, conocedor y respetuoso con clientes y prospectos. Un vendedor confiable es impecable en su forma de manejarse, es puntual, responsable y muestra gran compromiso por cumplir su palabra.

Escucha atentamente

Quienes se dedican a vender, por lo general entienden que la conversación con el cliente potencial es crucial. Antes de intentar convencer a alguien para comprar, debes averiguar sus necesidades, las debilidades de la competencia y su grado de satisfacción con otro producto o servicio.

La importancia de saber escuchar radica en comprender con claridad las claves que el consumidor nos está revelando durante la negociación. Sin esta habilidad, el vendedor solo se dedica a imponer, sugestionar o manipular al consumidor.

Tiene disposición a aprender

Todo profesional que valora lo que hace, comprende que su proceso de formación nunca termina. Aunque no cuentes con estudios universitarios, eso no debe impedirte superarte mediante cursos, talleres, diplomados, lecturas y más.

Las personas que realmente quieren aspirar al éxito se capacitan para seguir mejorando sus habilidades y destrezas. Las certificaciones online, otros idiomas y experiencia en otras áreas aportan mucho a la cultura general y al manejo de las personas.

Posee hábitos sanos y eficientes

La formación de hábitos tiene que ser parte de fundamental para aprovechar el tiempo del que se dispone diariamente. Levantarse temprano, comer saludable, hacer ejercicio, moderar los excesos y estar organizado, contribuyen al éxito.

No importa si eres una agente de ventas por internet o en un local, esas pequeñas rutinas maximizan tu esfuerzo y crean una mentalidad más eficiente. Es mucho más rentable y satisfactorio dedicarse a la capacitación continua que a irse de copas cada fin de semana.

Desarrolla su inteligencia emocional

En conjunto con la empatía, un comercial destacado cuenta con un repertorio sólido de soft skills (habilidades blandas) para lidiar con diferentes situaciones. Para no influir negativamente en sus decisiones, debe pensar con claridad, reconocer sus errores y no reaccionar o sentirse ofendido.

La inteligencia emocional constituye una serie de conductas innatas o aprendidas que nos permiten controlar las emociones perjudiciales. Además, generan conciencia sobre tus virtudes y defectos, impulsándote a un proceso de mejora continua para seguir aprendiendo.

Antepone la sinceridad

Al igual que con las empresas más exitosas, la honestidad en los negocios es un pilar fundamental para alcanzar el éxito. Para ser un vendedor excepcional, empieza por la autenticidad para conectar con el cliente. Ser sincero no cuesta nada, en especial si el producto o servicio que ofreces lo justifica.

Es recursivo y organizado

La costumbre de planificar lo que haces durante la semana no es para todos, pero sirve para alcanzar objetivos. Por otra parte, estar bien organizado implica que puedes recurrir a estrategias ya pensadas para enfrentar situaciones inesperadas. Estas cualidades de un vendedor confiable son complementarias y muy apreciadas.

Un buen vendedor, como profesional especializado, necesita muchas cualidades para destacarse. Si aspirar a ser el mejor, toma en cuenta estas claves.

 

Aprovecha Tumomo.com para vender todos tus productos.

 

Comparte este artículo:

Cualidades de un buen Vendedor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *