Entre las diversas estrategias para fomentar la reputación o simplificar los procesos de tu negocio, puedes comparar precios con la competencia. Puesto que muchas empresas comercian productos o servicios similares, este método tiene el beneficio de crear un elemento de diferenciación para el público que busca lo que ofreces.

Tanto en los mercados online como offline, los gastos operativos están sujetos a variables particulares de cada modelo de negocios. Si apenas has salido al mercado, copiar precios puede ahorrarte el proceso de fijación. Sin embargo, la captación de la cuota de mercado está sujeta a otras variables que intentaremos analizar con más detalle.

Aspectos básicos de comparar precios con la competencia

Sin importar el tipo de compañía que manejes, comparar precios con la competencia es una estrategia para colocar los tuyos en tus anuncios. El nivel del PVP exacto puede cambiar en función de la marca, penetración y agresividad del mercado. Si quieres ganar más clientes, utilizas más ofertas y rebajas. En cambio, una imagen exitosa o consolidada exige un importe más alto.

Por lo general, la fijación de precios se utiliza en mercados muy competitivos que cuentan con cierto grado de estabilidad. Esto significa que existe un nivel de equilibrio dentro del sector, el cual es aprovechado por la competencia para colocar sus precios. Representa un método simple para mantener la igualdad económica y evitar riesgos innecesarios.

Entre las ventajas destacables de esta estrategia para tu negocio, podemos recalcar:

  • Fáciles de copiar. La mayoría de los anuncios de tus competidores son de carácter público, haciéndolos accesibles en todo momento. Cuando dispones de productos o servicios parecidos, resulta mucho más sencillo imitarlos que hacer un análisis propio. Esto te permite ahorrar costos y dejar que los demás inviertan tiempo y dinero en la fijación de precios.

 

  • Bajo riesgo. Sería una anomalía económica que la fijación de precios adoptada por otra empresa te lleve a la quiebra. La lógica indica que para que esto ocurra, tendría que ser implementada por un porcentaje muy alto del mercado. Es posible que existan discrepancias puntuales con respecto a ciertos artículos, pero nada que no se pueda remediar.

 

  • Equilibrio económico. Comparar precios con la competencia es una práctica habitual que te indica cuál es tu situación en el sector. Cada día los comercios son protagonistas de millones de operaciones de compra y venta. Suponiendo que cada empresa aplica esta estrategia, todas están destinadas a una igualdad financiera al cotizar sus productos.

Evaluación de tus anuncios con respecto al mercado

Es claro que la modificación del valor que tienen tus productos o servicios tiene una incidencia directa sobre tus finanzas y la imagen de tu marca. Esto puede significar que tu estrategia te lleva a ser considerado como un referente de calidad o uno barato. En todo caso, la primera opción siempre será más rentable.

Existe 3 niveles en los cuales tu negocio puede estar situado, los detallaremos a continuación:

  • Cifras congruentes. En este nivel, simplemente has optado por conservar un equilibrio financiero. Como ya hemos comentado, muchas compañías adoptan este enfoque conservador al establecer un monto promedio. Esto significa que estás cobrando igual que tus competidores.

 

  • Guerra de precios. Ideal para negocios minoristas y comercios que puede aplicar la economía a escala. En esta categoría entran los emprendedores que quieren acaparar una mayor cuota de mercado mediante precios bajos. Este nivel no está recomendando para pymes ni tiendas online.

 

  • Categoría Premium. Todos los rubros de mercancía poseen marcas reconocidas y artículos de primera que se distinguen por su calidad. Estar en este nivel implica darle un alto valor tanto a los artículos como al servicio que ofreces.

Cuando estés comparando anuncios para tu negocio online u offline, no trates de competir con los que están en el nivel 1. Más bien busca atraer el tipo de clientela que pueda apreciar la propuesta de valor que ofreces.

Análisis previo para la fijación de precios

Parte fundamental de comparar precios con la competencia empieza con un estudio previo sobre los indicadores críticos de tu negocio. La gestión adecuada de estos datos te permite tener un panorama más claro sobre la rentabilidad, desempeño, cuota de mercado y los ajustes en los valores de producción.

Teniendo en cuenta la gran competitividad de los mercados, tienes a tu disposición diversas herramientas de análisis estadístico. La información generada puede indicarte la fluctuación de precios en tu zona y en áreas cercanas. Mediante estos recursos, puedes conocer en tiempo real las estrategias que están usando tus competidores.

La evaluación de estas variables puede tener un alcance nacional para realizar estudios de marketing en los sectores que más te interesan. Estos datos sirven para entender la situación actual del mercado en el cual operas y las acciones que estás tomando con respecto a otros negocios parecidos.

Como puedes ver, comparar precios con la competencia es una estrategia fundamental para que tu empresa tenga mayor control sobre sus operaciones. Conociendo lo que hacen tus rivales regionales y nacionales, cuentas con una visión más precisa sobre cómo actuar y adaptar tu estrategia de marketing. Así, tus anuncios tendrán el impacto que necesitas para mejorar tus ventas.

Comparte este artículo:

Compara el precio de tu anuncio con la competencia
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *